eneSonora.edu.mx / Inicio /

Información / Organización Académica / Orientaciones para la organización y el desarrollo de las jornadas de observación y práctica en las Escuelas Primarias

Ir a: Quiénes somosIr a: Información ENESIr a: Eventos ENESIr a: Dirección ENES

Información

Directorio del personal

Calendarios Escolares

Normatividades

Organización Académica

Organización Escolar

Infraestructura

 

 
 
 
 
 
 

   

ORIENTACIONES PARA LA ORGANIZACIÓN Y EL DESARROLLO DE LAS JORNADAS DE OBSERVACIÓN Y PRÁCTICA EN LAS ESCUELAS PRIMARIAS
Índice
Presentación
1. ¿Cuáles son los temas fundamentales que se estudian en Escuela y Contexto Social y cuántas visitas a la escuela primaria se proponen en este curso?
2. ¿Qué tareas corresponde realizar al profesor de Iniciación al Trabajo Escolar? y, en relación con las actividades que realizan los estudiantes durante las estancias en la escuela primaria ¿cuáles son las responsabilidades de los profesores de Desarrollo Infantil II, Español y su Enseñanza I y Matemáticas y su Enseñanza I?
3. ¿Cuáles son las tareas compartidas entre los profesores que atienden los cursos Observación y Práctica Docente I y II y los que tienen a cargo otras asignaturas de tercero y cuarto semestres?
4. ¿Qué retos enfrentan los profesores titulares de las asignaturas del cuarto semestre para organizar, desarrollar, analizar y evaluar las actividades de observación y práctica?
5. ¿Cómo puede garantizarse que los estudiantes cuenten con asesoría para continuar el diseño y aplicación de estrategias de enseñanza sobre contenidos de asignaturas que ya no están cursando?
6. ¿De qué manera se puede lograr la colaboración de los maestros y directores de educación primaria para contribuir al logro de los propósitos formativos que señala el Plan de Estudios?
7. ¿Todas las actividades de indagación que proponen los distintos programas deben realizarse en las jornadas de estancia en la escuela primaria?
Presentación
De acuerdo con el carácter prioritario que tiene el área de Acercamiento a la Práctica Escolar en el Plan de Estudios 1997, los estudiantes normalistas se inician en el conocimiento de la escuela primaria desde el primer semestre de su carrera, y avanzan de manera progresiva en ese conocimiento según los propósitos, orientaciones y temas de estudio de los programas en cada semestre.
Las experiencias expresadas por maestros y estudiantes en las escuelas normales y en los talleres de actualización promovidos por la Subsecretaría de Educación Básica y Normal y durante el proceso de seguimiento, han sido una fuente de información valiosa para conocer los rasgos que caracterizan la marcha del proceso de reforma en su conjunto, así como las inquietudes que han surgido entre los profesores con respecto a las tareas específicas que corresponden a cada asignatura, sobre todo en cuanto a las actividades de observación y práctica que desarrollan con estudiantes normalistas en las escuelas primarias.
Este documento tiene como finalidad responder a las preguntas que con mayor frecuencia han planteado los profesores normalistas y precisar los ámbitos de responsabilidad que tienen como titulares de las distintas asignaturas en relación con las actividades previstas en los cursos del Área de Acercamiento a la Práctica Escolar.
El conocimiento de estos puntos básicos será de utilidad para orientar a los profesores y a los directores de las escuelas normales en la planeación y el desarrollo del trabajo en cada semestre, así como para tomar las decisiones académicas adecuadas durante el proceso de aplicación de los programas y lograr los propósitos en ellos señalados.
1. ¿Cuáles son los temas fundamentales que se estudian en Escuela y Contexto Social y cuántas visitas a la escuela primaria se proponen en este curso?
En el primer semestre, el curso Escuela y Contexto Social permite a los estudiantes conocer las escuelas primarias de diversos contextos, sus características, modalidades y formas de organización, así como la diversidad de las tareas que realiza el maestro de grupo en el aula y en la escuela.
En esta asignatura se integran los aspectos que, en congruencia con los contenidos de estudio, son la base para las actividades de observación y para el análisis de las experiencias que se obtienen en la primaria. Para que los normalistas adquieran los conocimientos básicos que considera el programa, se propone realizar –de acuerdo con las condiciones de cada escuela y región– de 4 a 6 visitas de un día de trabajo en planteles diversos.
Los primeros acercamientos de los estudiantes a las escuelas primarias les permiten conocer en el ámbito real las formas en que funcionan los planteles, las formas generales en que los maestros organizan el trabajo, las tareas que realizan en el aula y fuera de ella, así como identificar las características del comportamiento de los niños en distintos momentos. Aspectos como éstos contribuyen a una mejor comprensión y al análisis de situaciones y tópicos que se abordan en los cursos de Problemas y Políticas de la Educación Básica, en Propósitos y Contenidos de la Educación Primaria y en Desarrollo Infantil I.
2. ¿Qué tareas corresponde realizar al profesor de Iniciación al Trabajo Escolar? y, en relación con las actividades que realizan los estudiantes durante las estancias en la escuela primaria ¿cuáles son las responsabilidades de los profesores de Desarrollo Infantil II, Español y su Enseñanza I y Matemáticas y su Enseñanza I?
Para el segundo semestre, en el curso Iniciación al Trabajo Escolar se continúa la observación en el aula y en la escuela primaria. Los estudiantes participan, con el apoyo del maestro de grupo, en actividades de apoyo y organización del grupo como son las formas de atención a los niños en la clase y en el descanso, comisiones de grupo, juegos, ceremonias, entre otros.
En este curso se proponen dos jornadas de estancia en las escuelas primarias. La primera, de tres días, se centra en la observación de actividades de enseñanza y la segunda, de 5 días, se destina a la observación y a la práctica de algunas actividades iniciales de Español y Matemáticas.
En este curso se organizan las actividades de observación y del trabajo que en particular establecen los programas de Desarrollo Infantil II, de Español y su Enseñanza I y Matemáticas y su Enseñanza I. Un propósito fundamental de estos dos últimos cursos es que los futuros maestros empiecen a realizar algunas actividades de enseñanza en grupos de escuelas primarias. Conviene destacar que estas actividades no están sujetas a la planeación de secuencias didácticas complejas; se trata de actividades que pueden seleccionarse de los ficheros, de los libros de texto gratuitos o de otros materiales, con la intención de aplicar los enfoques que se estudian en cada asignatura.
Los profesores de Desarrollo Infantil II preparan con los estudiantes las actividades de indagación que se sugieren para trabajar con los niños en relación con los temas del programa; los resultados de estas actividades se analizan también en la clase de esta asignatura.
Es necesario que la definición de los grados escolares en los que los estudiantes realizan la observación y las actividades propias de español y matemáticas, se haga a partir de los acuerdos que se tomen en la academia de semestre, y que los profesores de las diversas asignaturas conozcan cuáles son los propósitos y exigencias de cada una a fin de que las experiencias se aprovechen de manera integral y de que los estudiantes encuentren una verdadera interrelación en las actividades que desarrollan.
3. ¿Cuáles son las tareas compartidas entre los profesores que atienden los cursos Observación y Práctica Docente I y II y los que tienen a cargo otras asignaturas de tercero y cuarto semestres?
Durante los dos primeros cursos de Observación y Práctica Docente los estudiantes amplían su conocimiento de la vida en el aula y en la escuela primaria, y de las relaciones con el contexto. Además, analizan algunos aspectos centrales del trabajo docente como las competencias didácticas que requiere el maestro para atender a los niños en grupo y de manera individual, para diseñar actividades didácticas y usar con eficacia los materiales y los recursos educativos.
En el tercer semestre, tanto en Español y su Enseñanza II como en Matemáticas y su enseñanza II, los normalistas diseñan secuencias didácticas cuya aplicación en el aula de primaria llevan a cabo durante las dos jornadas que se organizan en Observación y Práctica Docente I.
En ambas jornadas, de una semana cada una, se propone centrar la observación en las formas en que el maestro atiende a los alumnos –sobre todo a quienes presentan necesidades educativas especiales– y en las estrategias que utiliza para enseñar Español, Matemáticas y Educación Física. Los estudiantes aplican actividades didácticas en grupo con los contenidos de Español y Matemáticas.
Durante estas jornadas los normalistas relacionan los temas estudiados en Observación y Práctica con los de las asignaturas de contenidos y su enseñanza. Corresponde a los profesores titulares de estas asignaturas preparar con los alumnos los guiones de observación y las actividades de práctica, así como el análisis de las experiencias de los estudiantes en cada caso.
Por su parte el profesor de Observación y Práctica Docente I organiza con los estudiantes las jornadas de estancia en su conjunto y también realiza el análisis que corresponde, de acuerdo con los temas particulares de su programa.
Las jornadas de observación y práctica se organizan mediante la elaboración de un plan de trabajo que integra los planes de clase, las guías de observación y la planeación de actividades de apoyo y organización del grupo, previo acuerdo con los profesores de la escuela primaria.
La elaboración de las guías de observación, la planeación didáctica de las actividades a aplicar en el grupo de la escuela primaria y el análisis de los resultados obtenidos, se realizarán en los espacios destinados a las asignaturas correspondientes. Este análisis se apoya en los temas analizados en los cursos del Área de Acercamiento a la Práctica Escolar.
La asesoría y el seguimiento de las jornadas de observación y práctica son responsabilidad de todos los profesores titulares de las asignaturas del semestre, no sólo de los maestros que imparten los cursos de Observación y Práctica Docente.
De acuerdo con lo expuesto, es conveniente analizar el Cuaderno que integra los programas del tercer semestre en reuniones de trabajo colegiado, para que cada profesor identifique los compromisos que debe asumir como parte del equipo académico del semestre.
4. ¿Qué retos enfrentan los profesores titulares de las asignaturas del cuarto semestre para organizar, desarrollar, analizar y evaluar las actividades de observación y práctica?
Al igual que en el semestre anterior, en éste se prevén dos jornadas de observación y práctica en la escuela primaria, de una semana cada una. Se propone que durante la primera, los estudiantes observen cómo se trabajan en la escuela primaria los contenidos de las asignaturas que se cursan por primera vez en este plan de estudios (Ciencias Naturales, Historia, Geografía, Educación Artística, así como aquellos aspectos que se sugieren en los programas de Asignatura Regional I). Además, con la finalidad de favorecer el desarrollo de sus competencias didácticas, continúan observando y aplicando planes de clase sobre contenidos de las asignaturas ya cursadas (Español, Matemáticas y Educación Física).
En la segunda jornada los alumnos continúan observando y aplicando estrategias de enseñanza de Español, Matemáticas y Educación Física. En esta ocasión comienzan a realizar actividades sencillas de Ciencias Naturales, Geografía, Historia, Educación Artística, y, si es el caso, las que se proponen en la Asignatura Regional I.
En el curso de Observación y Práctica Docente II se propone una agenda con fechas probables para ambas jornadas (ver Anexo). Sin embargo, en la planeación de las actividades del semestre, con el acuerdo de la academia se podrán modificar estas fechas, así como decidir en qué grados escolares se realizarán las actividades, de acuerdo con los propósitos que establece cada asignatura.
Un propósito fundamental del Plan de Estudios es lograr que los estudiantes aprendan a utilizar con fines formativos los resultados de las diversas experiencias de estudio, de observación y de práctica. Es indispensable que los profesores comprendan que los registros, reportes o informes de observación que elaboran los estudiantes, son recursos que se utilizan para analizar las experiencias, para valorar los logros en el desarrollo de las competencias profesionales y para identificar los aspectos que deben fortalecerse. En cambio, no son instrumentos que deban considerarse como reportes de una investigación formal basada en una metodología o corriente teórica específica.
5. ¿Cómo puede garantizarse que los estudiantes cuenten con asesoría para continuar el diseño y aplicación de estrategias de enseñanza sobre contenidos de asignaturas que ya no están cursando?
El ejercicio de la observación y la práctica sobre contenidos de las distintas asignaturas de la educación primaria se continúa a lo largo de la formación inicial, aun cuando hayan concluido los cursos en los que se estudia de manera específica esa asignatura y su enseñanza. En aquellas escuelas donde las condiciones lo permitan, se tomarán los acuerdos para nombrar profesores que asesoren a los estudiantes en la elaboración y aplicación de las estrategias didácticas correspondientes; en estos casos, los profesores que asuman esta responsabilidad se coordinarán con el profesor de Observación y Práctica para organizar las actividades a realizar durante las estancias. El análisis y la valoración de las experiencias obtenidas se hará en los cursos de Observación y Práctica Docente, como parte del conjunto de las experiencias en la escuela primaria.
6. ¿De qué manera se puede lograr la colaboración de los maestros y directores de educación primaria para contribuir al logro de los propósitos formativos que señala el Plan de Estudios?
La responsabilidad que tienen las escuelas normales de formar docentes conlleva la búsqueda de estrategias que permitan el acercamiento con las escuelas primarias y lograr una actitud favorable de los directivos y profesores de estas instituciones para recibir, asesorar y apoyar a los estudiantes normalistas.
Las autoridades de las escuelas normales, en coordinación con el personal docente, pueden realizar distintas acciones para preparar las visitas de los estudiantes a las escuelas primarias. Se recomienda informar de manera previa sobre los propósitos formativos que se pretenden alcanzar con las estancias, el tipo de actividades a realizar y el apoyo que se requiere de los maestros de grupo en el desempeño de los estudiantes. Es importante acordar con los maestros que reciban a los estudiantes los criterios a tomar en cuenta para emitir por escrito las opiniones y recomendaciones que contribuyan a mejorar las competencias didácticas de los futuros maestros.
La Subsecretaría de Educación Básica y Normal ha entregado a los directores de las escuelas normales un documento con sugerencias para dar a conocer a directivos y profesores de educación primaria en servicio los propósitos y características del Plan de Estudios 1997, en particular sobre el carácter formativo del Área de Acercamiento a la Práctica Escolar. Conviene aprovechar estas recomendaciones para que los estudiantes reciban los apoyos necesarios.
7. ¿Todas las actividades de indagación que proponen los distintos programas deben realizarse en las jornadas de estancia en la escuela primaria?
En algunos cursos se propone que los estudiantes realicen observaciones de niños en situaciones diversas y con propósitos específicos, en momentos que no coinciden con las jornadas de observación y práctica en las escuelas primarias.
Una parte importante de las tareas del maestro es saber aprovechar las múltiples y diversas oportunidades de acercamiento con los niños, dentro y fuera de la escuela. Las actividades relacionadas con lo que pueden hacer los niños, con sus formas de elaborar explicaciones, de jugar, de explorar el medio y de relacionarse con los demás, no exigen que la observación se realice en el ámbito escolar. Por ello, no es necesario preparar visitas adicionales que afecten el desarrollo de los cursos; los estudiantes pueden realizar este tipo de observaciones en espacios no escolares y buscar los momentos y situaciones más apropiados para realizar ese tipo de observaciones.
En el caso de que sea indispensable alguna visita adicional a las programadas para cada semestre, se tomarán los acuerdos correspondientes en reuniones de academia, analizando los propósitos y las características de esas actividades, así como los beneficios que aportan a las demás asignaturas.

 

 

[ Arriba ] [ Quiénes somos ] [ Información ] [ Eventos ] [ Dirección ] [ Transparencia ] [ Contáctanos ]  [correo@enesonora.edu.mx]

"El contenido que maneja esta página, es sólo de carácter informativo por lo que carece de validez legal"